No al jaque – Hackeo

Rate this post

El Instagram por su gran popularidad y ser reconocida en todos los rincones del mundo tiende a ser una red social muy adictiva para jóvenes y adultos en la actualidad, permitiendo compartir fotos en tiempo real, mensajes directos y videos de corto tiempo.

Es muy útil porque permite conectarse de manera virtual con familiares, amigos y conocidos que puedan estar en otro país, haciendo de esto poder lograr una cercanía notablemente en la comunicación.

Sin embargo, para evitar el hackeo de Instagram esta frase se refiere al acceso indebido a una cuenta personal de cualquier usuario que este registrado en ella, puesto que con cualquier información obtenida en internet para realizar dicha actividad.

Le permita acceder de manera silenciosa o hasta ser muy evidentes todo depende de la táctica que la persona utilice, si lo realiza a través de una tercera herramienta o si lo realiza físicamente con algún dispositivo donde este iniciada la sesión de esa cuenta.

En realidad, muchas veces por comentarios de las personas que han realizado lo mencionado anteriormente suelen hacerlo con el dispositivo móvil o desde una computadora sin que la víctima se dé cuenta, extrayendo la información que se desee.

¿Cómo evitar el hackeo de Instagram?

  • Asociar la cuenta a una cuenta de correo electrónico que notifique cada vez que inicie sesión.
  • Cambiar periódicamente la contraseña.
  • Realizar una contraseña alfanumérica.
  • No dejar iniciada la sesión de la cuenta en ningún dispositivo poco frecuente.
  • No compartir información personal con personas desconocidas.
  • No utilizar el registro geográfico.
  • No acceder a cualquier link sin tener conocimiento.

Todo lo mencionado anteriormente se debe tomar en cuenta, puesto que cualquier persona que realice la actividad se sabe que es para un objetivo específico invadir y extraer información de forma arbitraria.

Muchos lo realizaran de manera divertida por el simple hecho de verlo como un simple juego de acceder y espiar cuentas, otros llegan a un punto de obsesión y poco sana, ya que genera un estrés, tensión o preocupación por haber leído alguna información que no deseaba.

Vaya tarea tienen las personas que se dedican o inician en ese mundo del espionaje no es nada fácil esa como cualquier red social tiene muchas políticas y protección de privacidad, que en un porcentaje notable no a cualquiera se le puede hackear.

Cabe destacar que esa palabra de “hackear” o “hacker” se lo auto domina cualquiera que pueda acceder a cuentas indebidamente.