Compramos en un desguace porque nos gusta o por obligacion

Rate this post

El título de hoy es una pregunta que llevo haciéndome desde hace tiempo, el uso que le damos a los desguaces es de verdad porque nos gusta el resultado que dan los recambios de segunda mano, o se trata solo de una cuestión de dinero. La verdad que si somos sinceros nadie daba ni un duro por los desguaces, no hay más que ver la fama que han tenido siempre, mala fama porque vendían recambios engañando a todo aquel que se acercaba en busca de lo que necesitaba para su coche. La crisis es la que de alguna manera los ha resucitado, es la que ha hecho que sumerjan desde lo más hondo y al final nos hayan demostrado lo que de verdad son capaces de ofrecernos. La verdad es que los desguaces con el tiempo han dado un giro de ciento ochenta grados, han sabido jugar bien sus cartas y al final han salido gananciosos, por supuesto porque se lo han currado como el que más, ofreciendo de verdad a sus clientes los mejores repuestos para sus vehículos.

Si somos de verdad sinceros podemos decir que en un principio las compras realizadas en los desguaces eran por una cuestión económica, no era lo mismo pagar por una pieza una cantidad grande de dinero que menos de la mitad, hablo por supuesto de piezas en buen estado, por lo que la gente es normal que se decantara por los recambios usados en lugar de ir a comprarlos nuevos. El paso del tiempo y los buenos resultados han dado lugar a que cada día haya muchos más desguaces, homologados y además especializados en una buena cantidad de vehículos. Tan solo debemos echar un vistazo a  la web de www.reciclaperezoso.com un desguace que es relativamente joven y que dispone de una gran experiencia, por eso creo que a estas alturas la respuesta a mi pregunta creo que está muy clara, si hoy en día compramos en los desguaces no es por una cuestión económica sino una cuestión de calidad, nos hemos dado cuenta que comprar recambios originales a buen precio es posible, solo con la atenuante de que ya se han utilizado previamente. Es así como nos damos cuenta que los desguaces al final se han convertido en uno más en los que confiar cada vez que tengamos que comprar o hacer una pequeña inversión.